Blog

Consejos sobre prevención
en nuestro blog

La importancia de las rentas vitalicias

Cropped shot of an attractive young woman hugging her grandmother before helping her with her finances on a laptop

Lima, 5 agosto, 2020

Pensar en el futuro es procurar siempre lo mejor para cada etapa de tu vida. Por eso, al trabajar, te aseguras de recibir un sueldo acorde con tus necesidades y, por qué no, para darte ciertos gustos. Pero también, tu empleador destina un monto de tu sueldo que se acumulará en tu AFP (si eres afiliado del Sistema Privado de Pensiones) y que servirá para tu pensión cuando dejes de trabajar.

Así, al momento de jubilarte podrás optar por contratar una renta vitalicia de jubilación, que es una renta o ingreso mensual (pensión) que se recibe de por vida; de ahí su nombre, vitalicia. Esta renta es otorgada por una aseguradora. Sin embargo, la renta vitalicia de jubilación no es el único tipo de renta vitalicia que existe en el Sistema Privado de Pensiones (SPP).

En efecto, las rentas vitalicias en el SPP son de tres tipos:

  1. Renta de jubilación. Es la renta mensual que se recibe al llegar a la edad de jubilarse (65 años) o al cumplir con los requisitos para una jubilación anticipada. La aseguradora pasa a administrar el fondo acumulado por el jubilado en su AFP, que se entrega como prima única, y se compromete a otorgarle una pensión mensual de por vida a él/ella y sus beneficiarios (de ser el caso).
  2. Renta de invalidez. Si un trabajador afiliado al Sistema Privado de Pensiones sufre una pérdida significativa en su capacidad laboral y se reconoce su invalidez como definitiva, puede acceder a esta renta otorgada por una aseguradora. Al fallecimiento de la persona asegurada, se genera una renta vitalicia de sobrevivencia para su familia o beneficiarios acreditados.
  3. Renta de sobrevivencia. Si un trabajador afiliado al Sistema Privado de Pensiones fallece, sus familiares o beneficiarios acreditados tienen derecho a recibir una pensión o renta vitalicia, siempre que la contraten con una aseguradora.

Al contar con una de estas rentas vitalicias, accedes a los siguientes beneficios:

  • Recibir un ingreso fijo de por vida.
  • Alivio, porque no debes preocuparte de que tu fondo se agote.
  • Seguridad de recibirla a través de una entidad supervisada.
  • El compromiso de poder contar con esta pensión lo asume la aseguradora, frente a cualquier riesgo y de manera permanente.

Recuerda que para acceder a una renta vitalicia deberás cumplir ciertos requisitos y trámites establecidos en la normativa asociada al SPP.

Ingresa a www.apeseg.org.pe para más información sobre rentas vitalicias.

Quizás te interese

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres unirte a la conversación ?
Siéntete libre de contribuir*
Nombre*
Correo Eléctronico*
Guardar mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.