Asegura el bienestar de tu familia y ahorra para educar a tus hijos

En el marco de la #SemanaDelAhorro, APESEG comparte contigo algunas alternativas para asegurar el bienestar de la familia en caso de una desgracia y al mismo tiempo rentabilizar los ahorros para la educación de los hijos.

Ahorrar se ha convertido en una actividad indispensable en la vida de muchos peruanos, ya sea mediante una cuenta en el banco o el ahorro en casa. Sin embargo, hoy en día, hay nuevas formas de generar ahorros mediante seguros de vida que aseguran el bienestar de la familia ante situaciones críticas, y a la vez, permiten ahorrar para gastos futuros como la universidad de los hijos o un negocio.
“Actualmente, las familias suelen postergar cada vez más la edad en la que tienen a su primer niño o niña. Esta tendencia obliga a los padres a pensar en la manera de cómo pagar los estudios de sus hijos: si tengo un hijo a los 30 años, tendré 47 cuando sea momento de pagarle los estudios superiores y aún estaré en plena edad laboral; sin embargo, si mi hijo nace cuando tengo 40 años, me tocará pagar la universidad con 57 años, edad más próxima a la jubilación. De ahí la necesidad de pensar en cómo asumiremos esos gastos”, señaló Eduardo Chávez de Piérola, gerente legal de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros.
“Adquirir un seguro de vida es una decisión que debe ser tomada a conciencia, pues es una inversión que se verá a largo plazo, o en el caso más crítico, cuando se enfrente una situación difícil como el fallecimiento de uno de los padres. El mercado de seguros cuenta con productos cada vez más atractivos y con mayores beneficios para cada tipo de necesidad”, agregó.

En el mercado asegurador hay distintas alternativas:

  1. Seguro o fondo universitario: Seguros de vida usualmente con vigencia de 10, 15, 20 y hasta 25 años. Lo más importante al tomar este seguro es definir qué monto de ahorro quiere uno obtener al término del plazo y la prima que realmente puede pagar cada mes. La cifra que la aseguradora paga transcurrido el plazo no es solamente la suma de las primas canceladas, sino que la aseguradora genera una rentabilidad que puede ser en promedio de 5%.
    Lo ideal es estimar el costo de la carrera universitaria de nuestros hijos cuando nacen y generar un fondo suficiente para ello, el cual se pagará durante 17 años que corresponde a la edad en que nuestros hijos ingresan a la universidad Mientras más joven sea quien toma el seguro, menores serán las primas (cuotas a pagar).
    ¿Pero qué sucede si el titular fallece o queda inválido? Algunas compañías ofrecen pagar en ese momento la suma garantizada, y otras cubren el pago de las primas faltantes por los años que falten hasta completar el plazo, lo que les permite a nuestros hijos acceder a sus beneficios, cuando ingresan a la universidad.
  2. Seguro de vida con ahorro: Además de ofrecer beneficios ante una eventualidad (muerte, accidente y/o invalidez), también ofrece el retorno del dinero, incluida la rentabilidad ofrecida, una vez transcurrido el plazo establecido para el pago de la prima establecido con las aseguradoras. Las aseguradoras ofrecen diversas alternativas para este tipo de seguros en función de la prima mensual, el tipo de cobertura que ofrece, entre otras.

Para mayor información puedes revisar la siguiente nota: https://www.apeseg.org.pe/pensando-en-el-futuro-profesional-con-un-fondo-universitario/

Sobre la Semana Mundial del Ahorro: www.sbs.gob.pe/sma

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *