Consejos sobre prevención
en nuestro blog

Cómo ayudar en la educación de tus hijos durante la cuarentena

gettyimages-1136595440
12 mayo, 2020
Compartir:

El nuevo coronavirus no solo puso en riesgo nuestra salud, sino que ante el temor de contagiarnos, alteró nuestra rutina y, en especial, la de nuestros hijos con su educación. Por el periodo de aislamiento social obligatorio, han tenido que interrumpir su proceso tradicional de aprendizaje; ya no asisten a clases ni comparten actividades
con sus compañeros, amigos y profesores.

Por eso, el Ministerio de Educación (MINEDU), en representación de las instituciones educativas públicas y las instituciones educativas privadas, han implementado un sistema de aprendizaje remoto, desde casa, utilizando las herramientas tecnológicas que hay a mano, como el internet, la radio o el televisor. Esta experiencia de aprendizaje es nueva para los estudiantes, así como para sus tutores o padres y para los mismos profesores. Por ello, los especialistas recomiendan un acompañamiento de los padres en este nuevo proceso, generando un espacio saludable y óptimo para seguir con su formación educativa.

Como padre, debes tener en cuenta que la edad para ofrecer contenidos educativos, el tiempo que toma aprender algo, así como el grado de acompañamiento de un niño varía, así que debes buscar identificar las fortalezas y debilidades de tu hijo en el proceso de aprendizaje para entender cómo apoyarlo. Aquí te damos algunos
consejos para ayudarte en este etapa:

  • Lugar de trabajo: es importante destinar un espacio de trabajo que no esté cerca a la cama, para evitar provocarles sueño. De igual forma, debe estar lejos de los dispositivos electrónicos que generan distracción, como los juegos virtuales. El comedor y la sala podrían ser buenos centros de estudio, por ejemplo.
  • Establecer un horario: planificar un horario de sus actividades, que incluya los estudios, ayuda a tus hijos a mantener la disciplina que se ofrece en los colegios. También, permitirá que tu hijo combine actividades lúdicas o de cuidados en la casa para evitar que se aburran. La duración de cada actividad puede ser de 30 minutos para niños y de 45 para adolescentes.
  • Felicitar por las cosas buenas: fomentar el optimismo en casa, ayuda a reforzar el aprendizaje. Cada vez que tu hijo realice algo correcto, felicítalo por ello. De esta manera, estimulas y mejoras su estado de ánimo.
  • Fomentar el diálogo: puedes generar espacios donde cada miembro de la casa, en especial tus hijos, conversen u opinen respecto a cómo les fue en el día, si presentaron algún problema con su tarea, quehaceres o clases virtuales. Esto fortalecerá el vínculo familiar, al igual que te permitirá conocer sobre lo aprendido en clase o durante el día. Además, te permite entender cómo ayudarlo a reforzar la clase aprendida ese día.
  • Supervisión sana: Respeta su espacio de estudio y no lo interrumpas con alguna otra actividad. Recuerda que para eso existe el horario. Comunícate con sus profesores para saber cómo va su rendimiento y para absolver dudas. Revisa sus actividades e infórmate sobre los temas para que puedas ayudarlo cuando lo necesite.
  • Promover el juego: esta actividad ayuda a que el niño aprenda y disfrute de sus logros. Además, estimula su cerebro creando cosas. También, los juegos sociales con reglas y normas lo ayudan a incorporar el respeto y el cumplimiento de las reglas en su vida.

Recuerda que el aprendizaje se da en todo momento, por eso no olvides acompañar a tus hijos en su formación. Toma en cuenta las actividades de prevención para evitar el contagio por COVID-19, como el lavado de manos con agua y jabón, así como la limpieza y desinfección de las superficies y objetos de la casa en donde tus hijos trabajen.

Ingresa a www.apesg.org.pe para encontrar más información sobre el coronavirus.

Quizás te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *