Blog

Consejos sobre prevención
en nuestro blog

¿Cómo se detecta el coronavirus en el organismo?

young doctor researches in lab

Lima, 7 mayo, 2020

Para detectar si alguien está contagiado con coronavirus se suelen usar dos tipos de pruebas: las pruebas serológicas o test rápidos, y las pruebas moleculares. No son pruebas que se sustituyan entre sí, sino que se complementan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar las pruebas moleculares para confirmar los contagios, pues son las que detectan al virus con un 99% de certeza. En el caso de la prueba serológica, esta detecta anticuerpos generados luego de haber sido expuestos al COVID-19, si se aplica de manera masiva permite rápidamente tener una idea general de cómo se comporta el virus y, por tanto, adoptar políticas de acción.

En términos sencillos, las pruebas rápidas dan la pista de donde están los puntos de infección y las moleculares sirven para detectar los casos puntuales. Es justamente por esta complementariedad que el Ministerio de Salud del Perú (MINSA) decidió, al igual que el resto de rectores en salud pública del mundo, utilizar ambas pruebas.

A continuación te mostramos en detalle las características de cada prueba:

  • Pruebas moleculares: también denominadas pruebas de reacción en cadena polimerasa (PCR). Básicamente es una prueba que busca identificar el material genético del ARN (ácido ribonucleico) del virus mediante el uso de reactivos fluorescentes en una muestra de fluidos del paciente. Si el reactivo se ilumina, hay presencia del virus. Dado que el virus suele estar presente en la boca y nariz, se utilizan como muestras las secreciones que poseemos en esas zonas, las mismas que se recogen con un hisopo. El procesamiento de las muestras requiere de equipos de laboratorio y puede tardar hasta 8 horas en obtenerse un resultado. El tiempo dependerá de la tecnología usada por el fabricante. Esta prueba sirve para detectar tempranamente a una persona que está infectada (tiene la enfermedad en curso) y atenderla, pero no permite identificar a aquellos que ya superaron la enfermedad sin haber mostrado síntomas.
  • Pruebas serológicas: también denominados test rápidos. En términos simples, el test busca identificar en una muestra de sangre los anticuerpos que genera nuestro cuerpo para defenderse del virus. Estos anticuerpos suelen ser la inmunoglobulina M (IgM) y la inmunoglobulina B (IgB). Por lo general, el virus necesita incubar antes de atacar al organismo. Esto suele ocurrir al quinto o sexto de la infección y es allí que el cuerpo
    produce a su primera línea de ataque: la IgM. Luego vendrá en su apoyo la IgG, que, si bien es la que más abundará en el organismo, suele tardar algo de tiempo en formarse. Por lo general, puede actuar al menos una semana después de la primera, es decir, cuando el virus ya está de retirada. En ese sentido, si bien el examen tarda solo 15 minutos para reconocer estos anticuerpos, puede dar falsos negativos o positivos. Si se le toma la prueba a una persona antes de que el virus haya terminado su incubación, el cuerpo no habrá generado anticuerpos y, por tanto, daría un falso negativo. En tanto que, si se le toma a una persona que ya superó el virus sin síntomas, dará un falso positivo. Es preciso indicar que los anticuerpos permanecen en el cuerpo por mucho tiempo luego de superada la enfermedad, lo cual evita que vuelvan a contraer la enfermedad en el corto plazo al menos.

Ingresa a www.apeseg.org.pe para más información sobre prevención del coronavirus y otras enfermedades.

Quizás te interese

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres unirte a la conversación ?
Siéntete libre de contribuir*
Nombre*
Correo Eléctronico*
Guardar mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.