Blog

Consejos sobre prevención
en nuestro blog

¿Qué debo considerar para asegurar mi negocio?

Portrait of a mechanic working in a auto repair shop

Lima, 2 julio, 2020

Todo negocio propio conlleva una responsabilidad que implica esfuerzo, muchas horas de trabajo y sacrificar horas de sueño que rinden frutos si tienes metas y objetivos claros. Pero, ese trabajo y lo logrado durante esos años para ver crecer tu emprendimiento pueden perderse por algún evento inesperado, como un incendio, robo o incluso un desastre natural.

Como empresario, puedes creer que estarás libre de esos eventos desafortunados. Sin embargo, las estadísticas sostienen lo contrario. Según un estudio elaborado por INEI en el 2018, una de cada dos empresas sufrió los efectos de algún tipo de delito en sus operaciones, destacando los robos de bienes y maquinarias, y la sustracción del dinero de tarjetas de crédito.

Si tienes un negocio o piensas iniciar uno nuevo, es mejor trabajar con la tranquilidad y seguridad de que, ante algún imprevisto, contarás con el apoyo de un seguro que te pueda cubrir en caso sufras daños por robos, incendios, inundaciones, o te brinden diversas recomendaciones mediante un asesor.

Por eso, antes de adquirir un seguro para tu negocio, te mostramos algunos puntos que debes considerar:

  • Evalúa tus riesgos. Debes pensar qué tipo de seguro se acomoda a tu negocio e identificar los tipos de riesgo que podrían afectarlo. Por ejemplo, si tienes una pollería o restaurante, deberías pensar en un seguro que cubra
    daños contra incendios, robos, accidentes en el trabajo.
  • Compara precios. Cada empresa aseguradora te otorga las coberturas que buscas. Lo mejor es analizarlas según sus precios, beneficios y condiciones. Recuerda que el costo dependerá de las características de tu negocio, bienes y años de tu local, entre otros.
  • Presupuesta el gasto de tu seguro. Como todo negocio tiene sus ingresos y egresos, lo mejor es añadir el costo de tu seguro en tu presupuesto. Así, si tienes ingresos continuos a lo largo del año, no tendrás problemas para pagarlo durante los 12 meses de ese año; pero, si tienes temporadas altas de ingresos, podrías usar alguna de esas fechas para pagar el costo total de tu seguro.
  • Reduce riesgos. Al momento de cotizar un seguro, las aseguradoras revisarán algunas condiciones de tu empresa para otorgarte una póliza. Por ejemplo, si las cerraduras no están en buen estado, te pedirán que las cambies para mitigar eventuales robos. De igual forma, las conexiones eléctricas o de gas deberán estar en buen estado para reducir riesgos de incendios.

Recuerda que si tu negocio no reúne las condiciones adecuadas para obtener algún seguro, las empresas aseguradoras te brindarán asesoría y recomendaciones para que hagas las mejoras necesarias en tu infraestructura, instalaciones y prácticas de seguridad. Con ello, podrás acceder a un seguro más adelante, cuando esas mejoras estén hechas.

Ingresa a www.apeseg.org.pe para más información sobre los tipos de seguros y los beneficios para tu negocio.

Quizás te interese

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres unirte a la conversación ?
Siéntete libre de contribuir*
Nombre*
Correo Eléctronico*
Guardar mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.