Blog

Consejos sobre prevención
en nuestro blog

La utilidad de un seguro

One to one business meeting

Lima, 22 julio, 2020

Sentirse seguro es pensar en tu casa, tu familia, pero también en posibles eventos que podrían afectarlos y quebrar esa seguridad que tanto cuidas. Un robo, un accidente en el trabajo, en la calle, un incidente en el tránsito con tu auto, un incendio en tu tienda, un terremoto o una enfermedad serían parte de los riesgos a los que estás expuesto.
Por eso, existen los seguros, para protegerte a ti, a los que más quieres y a tus bienes.

Un seguro no evitará que sufras algún tipo de incidente, pero sí te servirá para aminorar los gastos que debas asumir ante el siniestro por el cual estás asegurado. Para contratar uno, las aseguradoras te brindarán un documento, denominado póliza, en la que se comprometen a indemnizarte por los daños que puedas sufrir según los términos y condiciones de la misma, y por un monto de pago mensual o anual en un tiempo determinado, llamado prima.

Si deseas escoger algún tipo de seguro, lo primero es identificar los riesgos a los que estás expuesto. Un riesgo es un evento que podría ocurrirte o no, pero de darse, te ocasionaría daños a tu salud o pérdidas de dinero, afectando tu patrimonio. Estos pueden ser incendios, robos o enfermedades. Un riesgo no tiene una fecha determinada. Por ello, se espera que cuando ocurra, te encuentres ya asegurado. En tal caso, ese siniestro será la manifestación del riesgo, por ejemplo, una inundación en tu negocio.

Los riesgos a los que estamos expuestos se pueden clasificar según el tipo de cobertura que los seguros ofrecen. Estos se dividen básicamente en dos:

  • Seguros patrimoniales o de daños. Te ofrecerán coberturas económicas en caso sufras robos, accidentes y necesites reparar algún bien o reemplazarlo por pérdida total. Por ejemplo, si tienes un auto y queda inoperativo por un accidente, el seguro vehicular reducirá el gasto para comprar uno nuevo.
  • Seguros personales. Comprenden a los seguros de vida o los que afecten a las personas. Te cubrirán económicamente a ti o a tu familia si sufres alguna enfermedad que requiera hospitalización o tenga consecuencias fatales. Según el seguro contratado, el dinero será utilizado para gastos en medicamentos o,
    en caso de deceso, para solventar el sepelio.

No te olvides de que debes revisar bien la póliza antes de firmarla. Para ello, lee atentamente los términos y condiciones, en especial, las exclusiones por las cuales tu seguro no te indemnizará. Por ejemplo, si tienes un seguro de auto, este no cubrirá los gastos de reparación en caso hayas manejado en estado de ebriedad. Otro punto
importante es que compares precios y escojas el que más se acomode a tu presupuesto.
Ingresa a www.apeseg.org.pe para más información sobre seguros.

Quizás te interese

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres unirte a la conversación ?
Siéntete libre de contribuir*
Nombre*
Correo Eléctronico*
Guardar mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.